Su comienzo se remonta hace miles de años, donde era importante sacarle partido a la fruta antes de que se dañara, al combinarlas con edulcorantes de uso culinario como el azúcar o miel se producía un confite, siendo el resultado de un baño de azúcar para las frutas. En Benamiel ofrecemos un amplio catálogo de este manjar, tanto de frutas como verduras, ya que es tan versátil que no nos podemos resistir.

Entre sus usos culinarios podemos encontrar:

Como aperitivo: Se puede combinar con quesos (suaves, untables, duros) mezclando así dulce con salado siendo irresistible para los paladares. Los patés también son un aperitivo ideal para realizar esta combinación mezclando así sabores dulces con grasos.

Platos con carnes y pescados: Aunque suene descabellado, las mermeladas también se pueden utilizar con productos cárnicos cuando se cocinan a la plancha, brasa o al horno. Las frutales de melocotón, albaricoque y naranja son un acierto, aunque también tenemos mermeladas de verduras que son deliciosas. En los pescados destacan las mermeladas con puntos cítricos o de tomate.

Repostería: Como último uso, pero no menos importante encontramos las mermeladas para dar el toque especial a ese bizcocho. Se puede utilizar como la base de una tarta antes de ponerle el relleno, o recubrir la tarta con la mermelada de tu preferencia, en Benamiel tenemos una gran variedad de sabores.

This function has been disabled for Benamiel - Productos Artesanos.